Asapmi - Asociación Argentina de Prevención del Maltrato Infantojuvenil

Notas de Actualidad

Un Fallo Ejemplar

La Suprema Corte de Justicia de la Provincia de Buenos Aires anuló una sentencia dictada por la Sala I del Tribunal de Casación Bonaerense que redujo la pena de 18 años aplicada por el Tribunal Oral Criminal Nº 4 del Departamento Judicial de Morón a una persona imputada de la comisión del delito de abuso sexual doblemente agravado por su calidad de sacerdote y sostener una relación de autoridad sobre las víctimas cometido en tres oportunidades en concurso ideal con el delito de corrupción de menores en perjuicio de dos jóvenes de 14 y 16 años quienes quedaron embarazadas por el accionar del condenado.- El Tribunal de Casación consideró probados los hechos referidos a los abusos sexuales y desestimó la comisión del delito de corrupción de menores, reduciendo la pena a 9 años y medio de prisión.-
Los argumentos vertidos por dicho Tribunal al desestimar la comisión del delito de corrupción se basan en que se considera que se trató de “relaciones con mujeres que viven en comunidades en las que el nivel social acepta relaciones a edades muy bajas; que además poseían experiencia sexual, incluso en yacer con otros hombres”.- El Juez preopinante consideró que “no lo veo como algo moralmente edificante, pero tampoco como un quehacer aberrante, repulsivo que hiera la integridad sexual o que constituya, como se ha dicho, la pompa de la honestidad.- De ahí que considera que no se han dado los presupuestos para condenar al imputado por el delito de corrupción.-
Recurrida la sentencia por el Fiscal Adjunto ante la Casación, el Superior Tribunal Provincial anula por unanimidad el fallo dictado y ordena que otra Sala del citado Tribunal de Casación dicte un nuevo pronunciamiento.-
Son altamente destacables los argumentos de los jueces de la Corte entre los que se destacan los vertidos por la Dra. Hilda Kogan quien sostuvo que los argumentos de Casación no solo son “una afirmación dogmática desprovista de todo anclaje argumental en los hechos reconstruidos en autos, sino que además, y sin entrar a juzgar esta particular visión del sentenciante lo real es que tal aseveración poco tiene que ver con la conducta que el Tribunal de debate reprochó al imputado”.- “En el juicio se probó, prosigue la Magistrada, que las dos niñas fueron sometidas de una forma regular, periódicamente, sin amor ni deseo, con el solo fin de servirse el autor de sus cuerpos como un mero objeto para reproducirse”.- “Incluso no les era ajeno y sabían que de la misma forma el catequista se servía a la vez de otras mujeres con los declarados fines de fecundación, lo que implica una suerte de inaceptable masificación sexual”.-“Esta cosificación y masificación de algo tan privado e íntimo como la sexualidad es por por ende extraña a la naturaleza humana y encontrándose no sólo ésta en potencia sino en acto, terminó dañando o corrompiendo en suma el psiquismo de las dos muchachas al punto de que se marcaron sus secuelas psíquicas, en los informes periciales respectivos, con lo que ambas damnificadas requerirán largas terapias, si es que algún día son capaces de demandarlas, lo que por las carencias del medio, dudo”.- A su vez el Dr. Juan Carlos Hitters en su voto señala que es pertinente añadir que “cualquier consideración de datos de la realidad, tales como los que refieren a los tiempos de iniciación sexual en determinados ámbitos sociales y culturales, debe efectuarse en estricto correlato con las circunstancias probadas de la causa y en la medida en que resulten relevantes para dirimir el caso”.- “De lo contrario las referencias generales y dogmáticas pueden constituir, como en este supuesto ya que central entre los argumentos del fallo que aquí se deja sin efecto- meros prejuicios que podrán tildarse de discriminatorios en función, especialmente del contexto social de los hechos”.-
Este fallo coloca las cosas en su justo lugar.- Se deja de lado el perverso discurso de quienes lamentablemente aún sostienen que la sexualidad es vista conforme la situación social de las víctimas y no desde el lugar de sus propias subjetividades en su desarrollo evolutivo.- Este pronunciamiento lo ligamos al nuevo concepto de ciudadanía que comprende a todos y cada uno de los sujetos sin distinción de condiciones sociales, raciales, culturales o económicas y los entroniza como actores protagónicos en el sostenimiento y reclamos de sus derechos.-
Las Convenciones y Tratados de Derechos Humanos contenidos en nuestra Carta Magna encuentran en este valioso pronunciamiento judicial una concreta aplicación.- Celebramos este fallo y reafirmamos nuestro compromiso irrestricto de proseguir difundiendo noticias que tengan que ver con el avance en la concreción de los derechos de los más vulnerables.-
En la voz “Corrupción de Menores” Vd. podrá consultar el fallo Del Tribunal de Casación, el requerimiento del Fiscal de dicho Tribunal y el Pronunciamiento de la Suprema Corte de Justicia de la Provincia de Buenos Aires anulando el fallo y ordenando se dicte nueva sentencia. .- (ver acá)
really funny pictures funny pictures funny images funny photos

Volver al Listado de Notas de Actualidad

ASAPMI: Asociacion Argentina de Prevención del Maltrato Infanto-Juvenil
Escríbanos al email: info@asapmi.org.ar
Diseño de Páginas Web