Asapmi - Asociación Argentina de Prevención del Maltrato Infantojuvenil

Notas de Actualidad

"Críticas por un texto sobre abuso sexual infantil de la mediática Laura Gutman."

Pagina 12 - Mariana Carbajal -14-11-2014

Una escritora en medio de la polémica
Entidades profesionales y expertos denunciaron que un artículo de la escritora, que se presenta como terapeuta familiar, muestra una visión edulcorada de los pedófilos y describe el abuso como un juego de niños. Ella dice que fue malinterpretada, pero los repudios siguen.
/fotos/20141114/notas/na21fo01.jpg
Por Mariana Carbajal
Un aluvión de duras críticas recibió la escritora Laura Gutman por un reciente artículo donde banaliza el abuso sexual infantil, lo describe como un juego de niños y da una visión romántica de los pedófilos, casi disculpándolos por su accionar. “El trabajo de Laura Gutman es una especie de manifiesto pedófilo”, sintetizó el médico psiquiatra, psicoanalista y profesor universitario Alfredo Grande (ver aparte). Gutman, quien escribió alrededor de una decena de libros sobre maternidad y crianza, y se presenta como terapeuta familiar, alegó luego que fue malinterpretada. No obstante, los cuestionamientos hacia sus dichos se siguen multiplicando. Incluso, el Colegio de Psicólogos de la Provincia de Córdoba pidió ayer que se investigue si no incurre en un posible ejercicio ilegal de la psicología, engaño o negligencia en el campo de la salud mental.

“En primer lugar, porque Laura Gutman no difunde claramente la formación profesional que posee ni si posee habilitación alguna para formar, asistir y supervisar acciones dentro del campo de la salud. Lo cual impediría que quienes tomen sus servicios tengan la información adecuada sobre lo que promociona y comercializa. Además, no garantizaría fehacientemente cuál es el organismo académico y/o profesional que respalda sus prácticas”, señaló la entidad a través de un comunicado de prensa difundido por la regional de Villa María.

Gutman tiene una escuela para formar “aprendices” en la ciudad de Buenos Aires, que no otorga título oficial, donde solo ella dicta los “teóricos” y que se basa –según se puede leer en su página web– en “el estudio y la práctica de la metodología de la construcción de la biografía humana, que he desarrollado durante muchos años” y que pone el eje en la “indagación personal, terapéutica, al servicio de hombres y mujeres adultos”.

Desde la asesora general Tutelar de la Ciudad, Yael Bendel, hasta psicólogos y psiquiatras con larga trayectoria en la atención de víctimas de abuso sexual, investigadores y víctimas de ese delito, salieron a responderle, al considerar peligrosa su mirada y, sobre todo, por el alcance que pueden tener sus palabras por su perfil mediático, y su llegada a mujeres que siguen de sus “enseñanzas” en temas de crianza a través de sus libros y su página web.

El Colegio de Psicólogos de la provincia de Buenos Aires Distrito XV también se pronunció: el órgano sacó ayer un comunicado, con la firma de su presidente, Pedro Salas, en el que repudia los dichos de Gutman y aclara que como profesionales de la salud mental “nos vemos obligados a alertar a la comunidad acerca de las consecuencias nefastas que se derivan de esta ideología reñida con la ciencia, la ética y el Código Penal”. La Red Nacional de Visibilización de Abuso Sexual Infantil, que reúne a víctimas y familiares que han sufrido ese delito, también expresó su “repudio” y su “más profundo desacuerdo con sus dichos” con la postura de Gutman.

A través de Infobae, ella expresó: “Se ha tergiversado completamente lo que explico en mi texto. No voy a responder a las agresiones ni al destrato que he recibido. Prefiero dejar las cosas así, y que cada uno entienda lo que pueda. Es un tema para hablarlo largamente o decidiré escribir más tranquila al respecto, pero no lo voy a hacer desde la polémica de alguien que no entendió nada”.

Reacción
La asesora general Tutelar de la Ciudad consideró que Gutman “genera confusión y desconcierto porque los conceptos y términos que utiliza banalizan uno de los episodios más ultrajantes para los niños, niñas y adolescentes”. “La realidad actual es que miles de niñas, niños y adolescentes son víctimas de este tipo de delito que muchas veces se consuman intramuros, es decir en contextos familiares o afectivos, por eso la utilización de estos términos es errónea y desvirtúa esta problemática tan compleja”, añadió Bendel.

Los cuestionamientos se multiplicaron luego de que Gutman diera a conocer la semana pasada un artículo bajo el título “La sistematización del abuso sexual sobre los niños”, donde afirmó que las personas adultas se enamoran de un “niño necesitado” y argumentó que los violadores infantiles no son personas desequilibradas: “Los abusos no los cometemos las personas de mente atormentada. No. Somos personas como casi todos, un poco más hambrientos y un poco más torpes, porque al fin y al cabo lo único que hacemos es tratar de nutrirnos, pero de una manera burda y estúpida” (ver aparte). Bendel también destacó: “Gutman viola con sus declaraciones las leyes vigentes de Protección Integral a la Infancia, hace una descripción errónea y edulcorada de lo que constituye un delito, los pone a los chicos y chicas como objetos y no como sujetos de derecho. Tenemos estadísticas alarmantes sobre abuso infantil, es por ello que ponemos particular énfasis en rechazar los conceptos de Gutman, esto es una afrenta para las víctimas y una apología del abuso infantil”.

En diálogo con este diario, María Inés Bringiotti, directora del Programa de Investigación en Infancia Maltratada de la UBA, destacó que “el abuso sexual infantojuvenil es una de las formas más graves del maltrato infantil” y “las secuelas perduran y afectan toda la vida, aunque se lo pueda trabajar y superar”. En momentos que se trata de visibilizarlo más, de proteger a las niñas y niños víctimas, de considerar como responsables a los adultos agresores, “nos encontramos con esta idílica explicación de ‘por qué nos acercamos a ellos’, que da Gutman”. “Nos acercamos como madres, como padres, como abuelos con amor y respeto... y los besamos y abrazamos... pero no abusamos. Es obvio que en la historia de cada abusador/a debe haber un porqué de su conducta que debe tener en cuenta el terapeuta dispuesto a trabajar con él/ella; sin embargo, difundir esa opinión casi ‘humanista’ y ‘romántica’ de los/las abusadores/ as no contribuye a la protección de la integridad físico, psíquica y social de las/los niñas/os”. Además, Bringiotti apuntó que el abuso sexual “causa horror y resistencia, pero existe y mucho”. Y recordó que en un “Estudio de Prevalencia del Abuso Sexual Infantojuvenil” realizado desde la UBA, un 14 por ciento de la población de la ciudad de Buenos Aires y el Gran Buenos Aires “lo ha sufrido antes de los 18 años y el 70 por ciento es cometido por parte de los que deberían cuidarlos y protegerlos, familiares, profesores, amigos, conocidos.

La psicóloga clínica Sonia Vaccaro consideró las palabras de la mediática escritora como “un discurso perverso, propio del sistema patriarcal”. El argumento “del ‘perdón’ es vendido a las víctimas para la impunidad de sus verdugos. Tenemos que estar alertas; llegan viejos argumentos en nuevos envoltorios. Todos persiguen lo mismo: afianzar la desigualdad jerárquica”, agregó. Vaccaro es reconocida por denunciar a través de sus libros y conferencias el inexistente síndrome de alienación parental (sap), por el cual los defensores de pedófilos sostienen que los niños que dan señales de haber sido abusados sexualmente por sus padres lo hacen instigados por sus madres, en el marco de divorcios contradictorios.

Vaccaro sostuvo que Gutman vende muy bien sus libros “porque el discurso patriarcal, la ideología machista vende, la misma que sostiene que los ‘chicos mienten’, que ‘las madres le lavan el cerebro a sus hijos para que se crean abusados’, que un pedófilo es ‘una pobre persona, abusada e infantil y que busca afecto’ o que la violencia de género no es asimetría histórica, sino violencia ‘entre pares’ y que ‘depende de las mujeres salir de ella’”. Vaccaro alertó que “el patriarcado insiste, se metamorfosea, vacía de contenido el discurso de las víctimas y lo resignifica, hasta que alguien desprevenido pueda creer que esta señora es una defensora de los vínculos tiernos y amorosos, que está por la igualdad y que en la ‘comprensión y el amor’ se borrarán las desigualdades histórica y cruelmente asimétricas”.

La polémica se extendió por las redes sociales, sobre todo en Twitter, donde los usuarios mostraron su preocupación por las ideas de Gutman.


© 2000-2014 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Todos los Derechos Reservados

www.pagina12.com.ar/diario/sociedad/3-259837-2014-11-14.html

Volver al Listado de Notas de Actualidad

ASAPMI: Asociacion Argentina de Prevención del Maltrato Infanto-Juvenil
Escríbanos al email: info@asapmi.org.ar
Diseño de Páginas Web